RESEÑA: «YABARÍ», CRÍTICA ECOLOGISTA Y PLACER DESCRIPTIVO

«Desde la altura, a unos cinco mil metros en el aire diáfano de un día con sol, la superficie selvática sobre la que volaban era una inmensa mancha de un cárdeno casi negro, surcada por ríos anchos y abundantes como arterias, y otros más delgados, cortos y tumultuosos, semejantes a venas. Había también lagos que espejeaban bajo la luz cenital.

Seis mil kilómetros más arriba del ecuador, en el hemisferio septentrional, empezaban las primeras estribaciones de una gran cordillera. Picos altísimos de roca viva, glaciares y nieve en las cumbres. Más allá todavía de esa cadena montañosa, una vasta meseta deshabitada y desforestada. Y, de nuevo en dirección norte, la altiplanicie llegaba hasta las zonas polares.

El piloto hizo girar 180 grados la avioneta de reconocimiento para dirigirse hacia el sur, de regreso al espaciopuerto. La mujer a sus espaldas señaló unas manchas blancas que destacaban en lo más profundo de la selva

—¿Qué son? —preguntó.

—No se sabe —respondió rápidamente el otro pasajero».

(más…)
Read more...

TRES LECTURAS NO REALISTAS PARA TIEMPOS DE CRISIS

1984, de George Orwell

1984_poster

Se lee por ahí que la novela de ciencia ficción 1984, de George Orwell, publicada a mitad del siglo pasado, vuelve a ser superventas en EEUU. Se añade que ese nuevo interés por la magna distopía orwelliana sobre un estado totalitario que controla por completo la vida de los individuos, manipula la información y castiga a los rebeldes torturando su mente y su cuerpo se debe a la llegada al poder de Donald Trump. Sin embargo dudo que el escritor británico hubiera sido capaz de imaginar unos Estados Unidos al mando de un charlatán grotesco y ultrarreaccionario, machista y patán, que para colmo está sirviendo para lavar la cara a los dirigentes y a las sociedades europeas, que así no nos acordamos de nuestros muros, vallas con concertinas, alambradas y maltrato a los inmigrantes y refugiados que huyen de la guerra. Asimismo me temo que se hubiera removido en su tumba de haberse enterado de la enésima edición de un concurso llamado Gran Hermano, el cual, cámaras de grabación y vigilancia aparte, tiene tanto que ver con su mundo ficticio como Barrio Sésamo con el Decamerón. (más…)

Read more...